Herramientas para la participación adolescente

Tamaño del texto
  • Texto más grande
  • Tamaño normal
  • Texto más pequeño
Home Kit 1 Capítulo III Las intervenciones de Joaquín
E-mail Print

LAS INTERVENCIONES DE JOAQUÍN

Finalidad: Reflexionar sobre la participación adolescente, sus obstáculos y posibilidades. Que se expresen respecto a cómo terminarían el video, que tiene final abierto.
Tiempo estimado:
Dos horas.
Materiales:
Video El ropero, papel y lápiz.

Propuesta de desarrollo:

a) Ver juntos el video organizados en subgrupos de cinco o seis integrantes adultos, adolescentes o combinados, y anotar mentalmente —en el orden en que se van sucediendo— todas las situaciones en las que Joaquín interviene. Por ejemplo: duerme, sueña, desayuna, etcétera.

b) Reconstruir en los subgrupos la secuencia de situaciones en forma de lista escrita (una situación por renglón) con el aporte de las que recuerda cada uno de los integrantes del subgrupo.

c) Discutir y anotar al lado de la lista de situaciones, en cuáles de ellas Joaquín:

  • expresa su punto de vista libremente pero no lo toman en cuenta;
  • se escuchan y respetan sus opiniones;
  • toma decisiones por sí mismo;
  • comparte decisiones;
  • obedece órdenes sin estar de acuerdo;
  • otras.

d) Poner en común los resultados y sacar conclusiones sobre en qué situaciones Joaquín ha tenido participación. Se puede utilizar esta instancia para trabajar conceptualmente el tema de la participación.

Otras posibilidades

• Realizar una tarea menos pautada en la que, después de mirar el video, se discutan las intervenciones de Joaquín y su participación de acuerdo con el cuadro anterior.

• Proponer un trabajo sobre posibles desenlaces de la historia planteada en el video. Pedir a los adolescentes que escriban los guiones (en subgrupos o en forma individual). Esta dinámica puede complementarse con otra serie de actividades: que filmen los guiones, que los representen, que realicen un juego de roles, etcétera.

> Sugerir pautas para el análisis ayuda a profundizar. Sin embargo, si se quiere ser coherente con el espíritu de la propuesta, no puede olvidarse que en las instancias de reflexión se deben procurar ámbitos de real libertad de expresión y participación para los integrantes de los grupos.