Herramientas para la participación adolescente

Tamaño del texto
  • Texto más grande
  • Tamaño normal
  • Texto más pequeño
Home Kit 1 Capítulo III Una historia personal
E-mail Print

UNA HISTORIA PERSONAL

Finalidad: Que los adolescentes cuenten sus propias historias personales, buscando vínculos entre su experiencia y su percepción del nivel de respeto a sus derechos.
Tiempo estimado:

Subgrupos: Una hora.
Individual a domicilio: el que cada adolescente necesite.
Materiales:
Una copia del cuento “Donde los derechos del niño Pirulo chocan con los de la rana Aurelia”, papel, lápiz o computadora y muchas ganas de escribir.

Propuesta de desarrollo:

a) Reunidos en subgrupos, entregar una copia del cuento y pedir que busquen cuáles son los derechos del niño y el adolescente que aparecen en el cuento, y los anoten en una hoja. Pedir que anoten en otra hoja qué otros derechos que no son los de los niños y adolescentes aparecen mencionados en el cuento.

b) El subgrupo discute hasta qué punto consideran que esos derechos son respetados en sus experiencias personales, y si ellos sienten que respetan a su vez los derechos de los demás. Se realiza la puesta en común.

c) Como trabajo para hacer en sus casas, si así lo desean, proponer que escriban ellos su propia historia narrando sus experiencias en relación con sus derechos, hasta qué punto sienten que son respetados otros derechos que el cuento no considera, etcétera.

d) En días posteriores, entregar sus producciones para ser leídas por el facilitador y compartidas con otros compañeros si se desea.

Otras posibilidades:

• Sugerirles que realicen, como alternativa al cuento, una historieta, una caricatura, un poema, una canción.

• Si prefieren hacer la tarea en forma colectiva, bienvenida sea.

> Los temas vinculados a los derechos humanos tienen un aura de seriedad que los contamina y muchas veces los aleja de la posibilidad de ser realmente objeto de reflexión por los adolescentes. Por eso, la combinación de temas serios con abordajes humorísticos o lúdicos suele ser una puerta de entrada interesante para su conocimiento.

> Cuando se pide a los adolescentes que realicen una tarea en casa, a menudo se logra una devolución individual exenta de la riqueza del trabajo con todo el grupo. Eso no debe llevar a renunciar a pedir este tipo de trabajo si se considera que el valor está en la realización de la actividad en sí, más que en su posible evaluación.