Herramientas para la participación adolescente

Tamaño del texto
  • Texto más grande
  • Tamaño normal
  • Texto más pequeño
Home Kit 1 Capítulo II Completar la frase
E-mail Print

COMPLETAR LA FRASE

Finalidad: Favorecer el conocimiento mutuo al poner en palabras formas de sentir, pensar y actuar. Propiciar el acercamiento del adulto facilitador al sentir de los integrantes del grupo.
Tiempo estimado:
Una hora.
Materiales:
Fotocopia que incluya las frases incompletas, lápiz y pizarra o papelógrafo.

Propuesta de desarrollo:

a) Entregar a cada integrante una hoja con frases para ser completadas en forma individual.

Cuando estoy en mi casa............................................................................

Cuando salgo con mis amigos me interesa...................................................

Cuando participo en un grupo me molesta que............................................

Me pone contento.......................................................................................

Me gusta.....................................................................................................

Me da vergüenza........................................................................................

b) Reunirse en subgrupos de cuatro o cinco personas con el fin de intercambiar la información que cada uno tiene y resumir lo que les resulta más significativo.

c) Juntarse en un plenario para compartir lo producido en cada subgrupo. Ordenarse y sintetizar los resultados. Aprovechar el plenario para promover el análisis de lo provocado por la dinámica. A modo de ejemplo: ¿Aprendieron o descubrieron algo nuevo? ¿Sintieron algo especial, diferente? ¿En algún momento sintieron ganas de no leer, un poco de temor a lo que los otros pensaran?

Otras posibilidades:

• Las frases del recuadro son una simple sugerencia. Pueden armarse otras en función de lo que se pretenda trabajar.

• Para profundizar en el conocimiento de los participantes, los intercambios pueden hacerse en parejas y no en subgupos. La rotación entonces se hará buscando otros compañeros.

> En los trabajos en subgrupos es común que se tienda a juntarse por afinidad. Entreverarlos con el fin de empezar a integrar, pero nunca desde la imposición. La idea es integrar desde la acción que conduce a quedar situado junto a otro sin darse cuenta.

> En este tipo de dinámica, al igual que en otras, es conveniente que el facilitador esté atento para destrabar situaciones incómodas que pueden surgir en los subgrupos. Procurar la integración subgrupal mediante propuestas o comentarios que jerarquicen algunas opiniones que fueron desplazadas por la opinión de otros integrantes del subgrupo.

> No es común que expresen fluidamente lo que no les gusta. Poder trabajarlo requiere encontrar cierta intimidad en el grupo pequeño. Seguramente la puesta en palabras será más fácil si el intercambio se realiza en parejas.

> Es sustancial proteger de las posibles burlas a quien expone o da su opinión. Si bien el intercambio en parejas o grupos pequeños resta espacios a ese tipo de manifestaciones, hay que estar atento para cortarlas en caso de que aparezcan.

> No conviene que esta clase de actividad sea la primera de las propuestas de un encuentro, ya que por sus características requiere de un clima distendido que evite posibles inhibiciones.

> En los encuentros de adolescentes donde se realizan varias actividades, el facilitador deberá controlar los tiempos.3

 

3 En el capítulo V se desarrollan algunos principios vinculados al proceso y a los encuentros. La lectura del principio que hace referencia al manejo de los tiempos puede ser de utilidad al facilitador en la preparación de estas dinámicas.